Seleccionar página

Comprar un apilador: 5 factores clave

La oferta de apiladores es tan extensa que conviene valorar las diferentes opciones y considerar qué solución podría mejorar nuestras operaciones, ya sea para nueva flota o para sustitución de la que ya existe.

El personal experto de Asal, visita al cliente y evalúa sus necesidades para ofrecerle el tipo de apilador óptimo para el desarrollo de su actividad.

Los apiladores son carretillas compactas, económicas y versátiles destinadas a apilar, recuperar y transportar horizontalmente palés en almacenes y sistemas de estanterías. Pueden incluso servir para la recogida ocasional de pedidos. Lo principal es que son capaces de realizar esos trabajos en pasillos más estrechos y espacios más reducidos que las carretillas contrapesadas o retráctiles.

En Asal te preguntaremos primero por tus necesidades actuales y futuras, ya que debes asegurarte que el apilador elegido seguirá siendo la mejor solución en un plazo de cinco a ocho años.

Los apiladores se dividen en varias categorías principales: de conductor acompañante, de plataforma con conductor de pie o de conductor sentado.. Dentro de esos grupos, existen versiones con o sin elevación inicial y versiones de vía ancha. También dispondrá de distintas capacidades.

¿Qué tamaño tienen los pasillos en los que vas a operar con el apilador?

Para elegir un apilador, el aspecto más importante es la anchura de pasillo. Los apiladores de conductor acompañante son los más compactos, pero cabe señalar que los apiladores de conductor de pie se adaptan a pasillos más estrechos que los de plataforma cuando esta se encuentra desplegada. Los apiladores de conductor sentado necesitan pasillos más anchos que los demás.

¿Apiladores con conductor acompañante, de pie o sentado?

Si la distancia es inferior a 25 o 30 metros, y las cargas a mover en los palés no son considerables, bastará un modelo de conductor acompañante. 

Para desplazamientos ocasionalmente más largos, algunos apiladores de conductor acompañante disponen de una plataforma replegable.

Si las los desplazamientos son más largos y frecuentes, es más adecuado un apilador de plataforma, que se desplaza a más velocidad y está equipado con barras laterales plegables para mayor seguridad. Al moverse en distancias cortas o maniobrar en espacios reducidos, el operador puede simplemente replegar la plataforma y usarlo en modo de conductor acompañante.

Si los movimientos llegan o son mayores a 80 metros de distancia, tiene sentido optar por apiladores de conductor de pie. 

Cuando las distancias son mayores o los turnos más largos, el apilador de conductor sentado puede minimizar la fatiga.

¿Qué capacidad y rendimiento necesitamos?

Dependiendo de las instalaciones y lo vulnerables que sean los materiales a manipular, podemos estar limitados en cuanto a velocidad, y sin embargo, hay otras aplicaciones que se ven favorecidas por una velocidad mayor. Los apiladores de conductor de pie y conductor sentado suelen ser los más rápidos y potentes, pero hay que tener en cuenta que las velocidades máximas  varían según el peso, el tamaño y la elevación de las cargas que se manejan.

Es importante verificar la capacidad residual a la altura de la estantería más alta con la que se va a operar. Los apiladores de conductor de pie y de conductor sentado suelen ofrecer la mayor capacidad residual y altura de elevación.

El tipo de suelo: apiladores con elevación inicial y vía ancha

Otro factor que afecta a la elección de un apilador es el tipo de suelo. Si es irregular, está desnivelado o incluye rampas, necesita un modelo con elevación inicial. Estos ofrecen mayor separación del suelo mediante la elevación de sus patas de carga. Algunos de estos modelos pueden usarse para llevar dos palés simultáneamente: uno en las patas de carga y otro en la horquilla.

Si su empresa usa palés con fondo de madera, necesitará un apilador de vía ancha. Sus patas de carga, más separadas, quedan a los lados del palé en lugar de bajo él, lo que permite a la horquilla levantarlo desde el suelo. También resultan útiles para cargas de mayor anchura.

Los detalles del día a día.

Además de los aspectos esenciales ya comentados, los detalles del trabajo diario son fundamentales para una buena elección y que podamos hacernos una idea de sus necesidades reales. No dude en consultar al personal de Asal para resolver cualquier duda.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?